Talleres extraescolares
Inicio   Nuestros servicios   Valoraciones

Valoraciones

Evaluaciones psicopedagógicas

La valoración psicopedagógica consiste en un proceso de recogida de análisis e información en el que, a través de una serie de entrevistas y el empleo de pruebas tanto estandarizadas como no estandarizadas, determinamos el proceso madurativo del niño e identificamos posibles dificultades de aprendizaje o necesidades educativas especiales.

La valoración se lleva a cabo en tres sesiones impartidas en tres días diferentes.

Sesión 1ª: entrevista personal, de una hora de duración, con los padres y el niño en el curso de la cual el profesional recoge información sobre aspectos relevantes como el motivo de la consulta, los antecedentes familiares, los datos evolutivos del niño, la historia clínica, la historia escolar o los tratamientos recibidos hasta el momento.

Sesiones 2ª y 3ª: a lo largo de estas sesiones, que tendrán una duración total de cinco horas, repartidas en dos días consecutivos de dos horas y media cada sesión, se mantendrá una entrevista inicial con el niño (sin los padres) para valorar aspectos tales como su conducta o grado de participación. Seguirá a esta entrevista una batería de pruebas que nos permitirán valorar aspectos tales como la comprensión verbal, el razonamiento perceptivo, la memoria de trabajo, la velocidad de procesamiento o las habilidades verbales y no verbales, entre otros.

Tras la valoración, el profesional mantendrá una entrevista de devolución con los padres, de una hora de duración, en la que se les explicará detalladamente los resultados obtenidos en pruebas realizadas y se les recomendará, si es necesario, la oportuna intervención psicopedagógica.

¿Qué pruebas aplicamos?

Test BAS-II: evalúa en profundidad las aptitudes intelectuales y el rendimiento educativo de niños y adolescentes.

Test FACTOR GR: evalúa la inteligencia por medio de pruebas que reducen en la medida de lo posible la influencia de otros factores tales como la fluidez verbal, nivel sociocultural o clima sociocultural del sujeto.

Test ENFEN: evalúa el nivel de madurez y rendimiento cognitivo en actividades relacionadas con las funciones ejecutivas del niño.

Test DIVISA: identifica problemas de atención y discrimina patrones evolutivos fuera de lo normativo en función del rendimiento general de la prueba, el número de errores por comisión, el número de errores por omisión, la distracción-precipitación en la ejecución y el grado de organización con el que se lleva a cabo la tarea.

Test AULA NESPLORA: a través de una realidad virtual facilita el diagnóstico de TDA con o sin hiperactividad mediante una tarea de ejecución continúa.

Test PROLEC: evalúa la capacidad lectora global, en particular, los procesos cognitivos implicados y las estrategias utilizadas. La batería consta de seis tareas agrupadas en tres bloques, correspondientes a cada uno de los principales procesos que componen el sistema de la lectura: léxico, sintáctico y semántico.

Test TALE: determina los niveles generales de la lectura y escritura del niño en un momento dado del proceso de adquisición de tales conductas y analiza la lectura establecida. Comprende dos partes (lectura y escritura), cada una de ellas integrada por varias subpruebas.

Test PEABODY: evalúa el nivel de vocabulario receptivo y hace una detección rápida de dificultades o screening de la aptitud verbal.

Test ITPA: detecta posibles fallos o dificultades en el proceso de comunicación (deficiencias en la percepción, interpretación o transmisión) que son causa de la mayoría de los problemas del aprendizaje escolar e identifica habilidades o condiciones positivas que puedan servir de apoyo a un programa de recuperación.

Test PLON-R: valora el desarrollo del lenguaje en niños de 3, 4, 5 y 6 años en los aspectos de fonología, morfología-sintaxis, contenido y uso del lenguaje.

Escala CONNERS: identifica, sintetiza y evalúa la conducta de niños y adolescentes con edades comprendidas entre 6 y 19 años. Constituye un buen indicador para el diagnóstico de TDAH.

Test BASC: evalúa numerosos aspectos del comportamiento y la personalidad, incluyendo dimensiones positivas (adaptativas) como negativas (clínicas). A partir de los cuestionarios completados por padres y profesores, podemos obtener indicadores de desajuste emocional, problemas de aprendizaje, déficit en habilidades sociales, síntomas comportamentales, etc.

Test K-BIT: Test Breve de Kaufman. Evalúa la capacidad intelectual verbal y no verbal.

Test BRIEF: evalúa las funciones ejecutivas por parte de padres y profesores.

Test EDAH: evalúa las principales rasgos del TDAH y otros trastornos de la conducta que puedan coexistir con éste.

Test REY: evalúa el nivel de desarrollo perceptivo-motor, la atención y la memoria visual inmediata del niño.

Test TOMAL: evalúa la memoria (verbal, no verbal, compuesta y recuerdo demorado) así como el aprendizaje.

Test D2: evalúa la atención selectiva del niño a través de aspectos tales como la velocidad, la precisión, la estabilidad o el control atencional.

Test de inteligencia creativa CREA : evalúa la inteligencia creativa del niño en el contexto de la búsqueda y resolución de problemas.

*Todos los nombres de los distintos tests que figuran en esta página son marcas comerciales y registradas pertenecientes a sus respectivos propietarios.
 
Powered by Docxpresso