Inicio   Nuestros servicios   Terapia online

Terapia online

Solicita tu primera consulta gratuita

¿Cuándo está indicada la terapia online?

  • Si no dispones de flexibilidad horaria o tu día a día es muy complicado.
  • Si tu movilidad es reducida o tienes dificultades para desplazarte por otras causas.
  • Si deseas mantener el anonimato o te siente más cómodo utilizando el medio telemático.
  • Si solo quieres realizar consultas puntuales o esporádicas o sesiones de seguimiento.
  • Si por cuestiones laborales te ves obligado a modificar las citas con cierta frecuencia o no puedes fijarlas hasta el último momento.
  • Si prefieres realizar la terapia desde la comodidad de tu propio hogar.
  • Si quieres ser atendido por tu terapeuta de confianza, con independencia de donde te encuentres.

¿Está siempre indicada la terapia online?

La intervención online ha demostrado ser altamente eficaz y sus ventajas son muchas, pero no podemos recomendarla de forma indiscriminada sin conocer previamente cada caso concreto. Esto es particularmente importante si hablamos de menores o de niños muy pequeños, ya que el medio telemático puede no ser la mejor opción para tratar determinados trastornos o dificultades.

Esta es la razón por la que, si te planteas utilizar este enfoque, mantengamos contigo una primera consulta gratuita en el curso de la cual analizaremos juntos si tú o tu hijo podéis beneficiaros de este tipo de intervención (o si, por el contrario, consideramos que la terapia presencial o una combinación de ambas puede ofrecerte mejores resultados). Tendrás ocasión, además, de plantearnos cualquier duda que albergues sobre esta forma de tratamiento.

No aconsejamos realizar valoraciones o evaluaciones psicopedagógicas telemáticamente.

¿Es eficaz la terapia online con pacientes infantiles?

La intervención online con menores, en particular con niños muy pequeños, puede ser una tarea exigente. Además de los conocimientos profesionales, el éxito de la terapia dependerá en gran medida de la habilidad del terapeuta para mantener la atención del niño a través de este medio, por lo que el profesional debe estar familiarizado con los recursos telemáticos y haber recibido la adecuada preparación para que las sesiones resulten dinámicas, divertidas y eficaces. Se requiere además material atractivo y motivador que concite la atención del niño durante el mayor tiempo posible y le estimule a interactuar con el terapeuta. Una vez que hemos establecido que la intervención online se adapta a las características y dificultades del niño, este enfoque aporta múltiples ventajas:

  • Vosotros, los padres, os familiarizáis con la terapia: os implicáis y participáis proactivamente acompañando a vuestro hijo y eso os permite aplicar lo aprendido en los momentos del día en los que el niño se muestra más receptivo (y vosotros más descansados).
  • El profesional tiene una visión «holística» del entorno del niño: conoce dónde se desenvuelve y cómo: la terapia se realiza en un entorno más natural que el del gabinete, por lo que los aprendizajes se consolidan antes.
  • Dada la inmediatez de la terapia online, las familias tenéis la oportunidad de anticipar y abordar con el terapeuta problemas que puedan afectar a la conveniencia diaria.
  • El niño no tiene que desplazarse y la mayor flexibilidad horaria de la intervención online le permite realizar las sesiones cuando se siente más descansado. Esto es particularmente útil en niños muy pequeños con horarios más restringidos, ya que se evitan interferencias con otras actividades diarias.
  • Como hemos tenido ocasión de comprobar tarapeutas y profesionales del sector educativo en estos meses de confinamiento obligado, los medios audiovisuales pueden resultar muy motivadores para niños y adolescentes, y son particularmente útiles para tratar determinadas dificultades. El terapeuta aprovecha la funcionalidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías para la consecución de aprendizajes significativos.

¿Qué equipo necesito?

  • Una buena conexión a internet.
  • El programa gratuito de videollamada con el que te encuentres más cómodo (Skype, Zoom, Hangouts…)
  • Un dispositivo con cámara y micrófono: puede ser tu ordenador de sobremesa, una tablet, un portátil o tu teléfono móvil.

  • Aunque no es imprescindible, te aconsejamos que utilices auriculares para evitar distracciones y garantizar la confidencialidad de las conversaciones que mantengas con tu terapeuta.
  • Un espacio tranquilo en el que tú o tu hijo podáis hablar sin distracciones o intromisiones.
  • Si se trata de una sesión de logopedia, es posible que te pidamos que tengas una espejo cerca para que puedas realizar determinados ejercicios.
 
Powered by Docxpresso