Talleres creativos
Inicio   Psicopedagogía   Psicopedagogía teatral

Psicopedagogía teatral

Programación Talleres Pedagogía Teatral

Nuestra experiencia como terapeutas nos ha enseñado la importancia de la intervención global con aquellos niños que padecen un trastorno del aprendizaje o conducta. La terapia psicológica de los trastornos de aprendizaje se centra hoy casi exclusivamente en los factores académicos, dejando de lado los aspectos emocionales y sociales del niño. Como consecuencia, con frecuencia nos encontramos con niños que, con mayor o menor esfuerzo, consiguen eludir el fracaso escolar pero que carecen de capacidad adaptativa para interrelacionarse correctamente con el medio, lo que repercute negativamente en su autoestima.

Taller_peques

De la misma manera que un niño aprende la tabla del ocho, los ríos de España o a resolver un ejercicio matemático, también puede aprender aspectos fundamentales de la relación social como, por ejemplo, saludar y despedirse de una forma socialmente aceptada, detectar signos de alegría o tristeza en el otro, iniciar y mantener una conversación, percibir cuándo los demás han perdido el interés en lo que cuenta, respetar los turnos de palabra, organizar su discurso, responder de manera asertiva, perseguir un objetivo sin irse por las ramas… Pero, al igual que ocurre con las matemáticas, el niño necesita que le enseñen y, además, que ese aprendizaje se produzca de la manera más lúdica y motivadora posible.

En Bla-Bla consideramos imprescindible trabajar los aspectos académicos, emocionales y de socialización en la misma medida. El equilibrio entre estos tres aspectos profundamente interrelacionados es la clave del correcto desarrollo del niño. Y para alcanzar este objetivo, contamos con una excelente herramienta de trabajo: la pedagogía teatral.

El medio teatral nos proporciona el escenario idóneo para escenificar y analizar en grupo situaciones similares a las que nos encontramos en la vida diaria e induce a la autorreflexión sobre el propio comportamiento. Los roles desempeñados por los actores (los niños) -en ocasiones opuestos, en otros complementarios- nos dan la oportunidad a los terapeutas de examinar conductas individuales, pero también la interacción con el grupo. A través de distintas técnicas teatrales, juegos de socialización, role playing (juegos de roles) o teatralización de vivencias reales, podemos identificar carencias sociales en el niño, extinguir conductas inapropiadas y enseñar y reforzar las conductas deseadas, siempre de forma lúdica.

Con la pedagogía teatral el aprendizaje se transforma en una enseñanza práctica que va más allá de la simple memorización de información y busca la interiorización de los conocimientos a través de intervención activa del niño en un proceso de aprendizaje.

Este aprendizaje abarca todas las dimensiones de la personalidad (cognitiva, psicomotriz, afectiva y social), por lo que nos permite trabajar aspectos tan amplios como reforzar técnicas o competencias concretas hasta, por ejemplo, modificar actitudes.

La pedagogía teatral no se reduce a la mera representación de una obra teatral sino que recurre a las técnicas propias de las arte escénicas (teatro, danza y música) para potenciar la capacidad de expresión y comunicación del niño y, en última instancia, su desarrollo integral como persona.

La metodología utilizada en Bla-Bla, particularmente indicada para aquellos trastornos en los cuales las carencias en habilidades sociales son un síntoma nuclear (TEA, Trastorno semántico-pragmático, TDAH, Trastorno negativista desafiante, disfemia…), adopta un enfoque puramente práctico de forma que el niño aprenda a desenvolverse de manera autónoma en todos los entornos en los que se encuentra inmerso: escolar, familiar y social.

A continuación se detalla el planteamiento tipo de esta terapia:

Tratamiento de dos sesiones semanales que combinan la modalidad individual con la grupal

Modalidad individual: sesiones de 45 minutos de duración.

Objetivos:

  • Estimulación de procesos psicológicos básicos: atención y memoria.
  • Estimulación de funciones ejecutivas: planificación y organización de la conducta.
  • Desarrollo de expresión y comprensión oral y escrita.
  • Apoyo escolar (pautas para la planificación del estudio, técnicas de estudio, reglas mnemotécnicas…)

Modalidad grupal: sesiones de 60 minutos de duración. Seis pacientes como máximo. Los grupos se establecerán en función de la edad y diagnóstico.

Objetivos:

  • Adquisición de habilidades sociales.
  • Aumento de la autoestima y bienestar emocional.
  • Desarrollo de confianza en uno mismo y en los demás.
  • Desarrollo de autonomía en las actividades de la vida diaria.
  • Estimulación del lenguaje, fundamentalmente oral.
  • Desarrollo de las funciones ejecutivas (organización y planificación).
  • Estimulación de atención y memoria.
  • Control de la impulsividad.
 
Powered by Docxpresso