Inicio   Talleres para toda la familia

Talleres para toda la familia

En nuestro día a día, psicólogos y logopedas tenemos ocasión de observar los múltiples beneficios de una sana dinámica familiar como eficaz herramienta para la prevención de los problemas afectivos y conductuales más habituales en niños y adolescentes. E incluso en el caso de trastornos o desajustes que requieren intervención profesional, el pronóstico es mucho más favorable cuando los miembros de la familia mantienen una comunicación fluida.

Entre las diversas dimensiones que conforman la dinámica familiar, queremos hacer referencia a una que, a nuestro juicio, reviste especial relevancia –el tiempo compartido–, considerado desde su doble óptica: como tiempo que dedicamos a la comunicación con los nuestros en el que debe primar la calidad sobre la cantidad, y como experiencia compartida de la que todos los miembros de la familia se sienten igualmente partícipes. Son esos momentos compartidos los que promueven un clima de confianza mutua en el que es fácil expresar las emociones y hablar abiertamente de nuestros sentimientos, esperanzas, deseos, alegrías y, llegado el caso, de nuestras dudas e inquietudes, sabiendo que contaremos con el apoyo del grupo. Y son esas ocasiones, también, las que consolidan los vínculos afectivos, base del bienestar emocional que permitirá a nuestros hijos enfrentarse a la aventura de crecer sin miedos ni recelos.

Los talleres prácticos que describimos a continuación han sido concebidos para ayudar a reforzar esa interacción positiva entre los integrantes de la familia. A través de propuestas que abarcan desde aspectos afectivo-emocionales y conductuales del niño hasta herramientas prácticas para enfrentarse a situaciones conflictivas, todos los miembros de la familia disfrutarán de un tiempo dedicado a compartir vivencias, conocerse mejor y, por supuesto, pasar un buen rato.

 

Talleres

Descripción

 

La aventura de tu vida

 

El desarrollo infantil y todos sus hitos –motrices, cognitivos, emocionales, sociales– serían difíciles de imaginar sin la presencia de la familia. Ya se trate del aprendizaje de los primeros pasos vacilantes, de la adquisición de la comunicación verbal y no verbal o de la capacidad para identificar los sentimientos propios y de los demás, la familia es la mejor compañera en el apasionante viaje que llevará al niño a convertirse en un adulto autónomo emocionalmente sano.

 

Utilizando como hilo conductor un cuento locutado, abordamos de manera práctica y participativa las distintas fases del desarrollo infantil.

 

 

i familia, menudo clan!

 

Cuando el niño nace establece poderosos vínculos afectivos con sus padres como primeras e imprescindibles figuras de apego. Esta relación será fundamental en su desarrollo como adulto autónomo capaz de establecer nuevos vínculos con las personas de su elección.

 

A través ​​ de una serie de juegos y dinámicas abordamos la función de los miembros del grupo familiar en el establecimiento de vínculos afectivos saludables y su importancia para el desarrollo social del niño y sus posteriores relaciones con los demás.

Creciendo juntos

En ocasiones los padres nos enfrentamos a situaciones con nuestros hijos que nos cuesta resolver y en las que, por duda o desconocimiento, no siempre adoptamos la mejor de las soluciones: a veces nos obstinamos en achacar el origen de los problemas a causas externas, abarrotamos a nuestros hijos de terapias o actividades que terminan siendo contraproducentes o, incluso, a fuerza de no saber cómo actuar, terminamos aceptando como normales situaciones o comportamientos que no lo son.

A través de una serie de dinámicas, papás y mamás podrán vivenciar y analizar situaciones cotidianas con objeto de adquirir herramientas que les ayuden en su labor diaria como educadores.

 

 

 
Powered by Docxpresso